Arbusto
Ramas
Detalle corteza
Hojas

EL GUAYACÁN

¿Conoces el Palo Santo de Chile?

 

El Guayacán, Huayacán o Palo Santo (Porlieria chilensis) es un arbusto o árbol pequeño de la familia Zygophyllaceae que puede medir hasta 6 metros de altura. Tiene ramas gruesas y tortuosas, con unas figuras longitudinales profundas que sostienen a sus hojas perennes o siempre verdes. Sus hojas son opuestas de 1,5 a 3,5 cm de largo y compuestas por 6 a 10 foliolos. Sus flores son pequeñas de color violeta y sus frutos pardos o morados oscuros que se dan en una cápsula que está dividida en 4 lóbulos muy profundos, cada uno con varias semillas.

 

La madera es muy dura y hermosa, gris-amarilla en la periferia y negro-verdosa en el centro. Sus propiedades farmacológicas se utilizan en medicina popular para resfríos, afecciones renales, dolores reumáticos, dolores por golpes y contusiones, también por su acción estimulante y antibacteriana, entre otros.

 

Existen 4 especies nativas en el Centro y Sudamérica; siendo una de estas especies endémica de Chile, la cual habita desde la Región de Coquimbo, a la Región de O´Higgins y desde la costa hasta los 1.500 msnm, generalmente asociado a lugares rocosos o laderas de cerros, siendo parte del bosque esclerófilo o bosque con vegetación de “hojas duras” y sociable con otras especies con las cuales comparte hábitat como matorrales espinosos.

 

El Guayacán con el paso de los años, ha llegado a ser escaso debido a una sobreutilización; por una parte, la madera es muy apreciada en la industria artesanal utilizándose para la elaboración de herramientas de labranza, botones y piezas de máquinas por su gran resistencia y su dureza, también es utilizado en trabajos de tornería por su veteado decorativo. Por otro lado, su uso como combustible lo llevaron a una sobreexplotación desmedida. A esto hay que sumar una particularidad propia de esta especie y es que es de muy lento crecimiento pero que, favorablemente, puede crecer en suelo rústicos y resistiendo hasta 5 º bajo cero.

 

Según categoría UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), el Palo Santo se clasifica como una especie vulnerable. Esto se traduce en que es una de las especies de nuestra flora actualmente afectada por problemas de conservación, que incluye plantas cuyas poblaciones están disminuyendo por diferentes causas: sobreexplotación, destrucción del hábitat u otras alteraciones del medio ambiente. Actualmente parece estar en recuperación, siendo las amenazas principales el reemplazo de las comunidades que integra, por cultivos agrícolas.

 

Ahora que ya lo conoces ¡a cuidarlo!

Fuentes:

MINSAL, MMA, CONAF.

Texto y fotografias:

Gabriela Espejo y Juan Sebastián Espejo 

#wingsfromsouth #cacoespejo_fotografia


Revista BIOMA

2021

VOLVER